Alohe Óptica

Cómo limpiar gafas

Cómo limpiar gafas de sol o de vista

Para muchos son una necesidad y para algunos un complemento de moda, pero, sea cual sea el uso que les damos, las gafas son un objeto que debemos cuidar y limpiar correctamente por el bien de nuestros ojos. Descuidar las gafas dejándolas tiradas por cualquier parte o limpiarlas de forma incorrecta va a provocar que se rayen los cristales, perjudicando la calidad de nuestra visión. Por esta razón, es muy importante saber cómo limpiar las gafas para que no se rayen.

Cuando las gafas se usan a diario, van acumulando suciedad que acaba dificultando nuestra visión y es un error muy común limpiarlas con cualquier cosa que tengamos a mano: un pañuelo que tengamos en el bolsillo, la camiseta que llevamos puesta o el trapo que más a mano encontremos. Sin embargo, no somos conscientes de que además de no quedar limpias, las partículas de polvo que puedan tener adheridas van a acabar rayando las lentes de nuestras gafas.

Tener en cuenta el cuidado y la limpieza de las gafas no es una norma que solo debamos aplicar a las gafas de vista, saber cómo limpiar las gafas de sol es igual de importante ya que actúan como un filtro protector para nuestros ojos. Si quieres que la salud de tus gafas no se resienta y luzcan con unos cristales relucientes y libres de rayaduras, sigue leyendo, a continuación te contamos cómo limpiar los cristales de las gafas correctamente.

Cómo limpiar los cristales de las gafas

Las lentes de la mayoría de las gafas que se fabrican en la actualidad son de material orgánico. Este material los hace más finos y ligeros, pero al mismo tiempo son más delicados y se rayan con más facilidad. Por eso te recomendamos que limpies tus gafas siguiendo estos sencillos consejos:

  • Coloca las gafas bajo el agua del grifo, preferentemente tibia y pon una gota de jabón neutro sobre cada cristal. No uses lavavajillas, pueden ser agresivos con los tratamientos de las lentes. 
  • Con la yema de los dedos frota suavemente cada lente y también la montura hasta que hayan quedado limpias.
  • Enjuaga cuidadosamente las gafas , asegurándote de que no quedan restos de jabón.
  • Por último, sécalas con un paño limpio de microfibra o de algodón suave hasta que queden bien secas por todas partes.

En el caso de que sientas que tus gafas están sucias y no tengas a mano agua y jabón para limpiarlas, nuestro consejo es que lleves siempre a mano, en la funda o protegida en alguna bolsita con cierre hermético, una gamuza de microfibra, que deberás mantener siempre limpia para que no acabe rayando las lentes. Otra opción es llevar toallitas limpiadoras específicas para gafas, que vienen en sobres individuales, o un spray limpiador para humedecer la gamuza, debes procurar no echar el spray directamente en la lente. Estos productos los puedes encontrar fácilmente en tu óptica de confianza.

Si te preguntas cómo limpiar las gafas de sol, los consejos que te hemos dado son exactamente los mismos para cualquier tipo de gafas. Y ahora que ya sabes cómo limpiarlas correctamente no olvides que, sean del tipo que sean, unas gafas rayadas no son una buena protección para nuestros ojos.